Videntes

Cómo reconocer a un buen vidente o tarotista

30/11/2017 Tarot

0 Comentarios

buen tarot

Cuando se asiste a un vidente o tarotista en busca de respuestas, la primera pregunta que debe hacerse el cliente es si se está poniendo en buenas manos y reconocer la veracidad. Hay cientos de charlatanes que presumen de poderes mágicos y maravillosos, y cuya relación con las ciencias adivinatorias es una fachada.

Como los supuestos mentalistas y adivinos son ellos, y no las personas que los visitan, es muy difícil que alguien sepa de antemano si la persona a la que se va a consultar es de fiar si efectivamente cuenta con la conexión mental y espiritual que le permite leer el pasado y el futuro, o si simplemente se trata de un timador.

A pesar de todo ello, hay claves que permiten seleccionar mejor a los videntes, que en realidad sólo son personas que han desarrollado habilidades especiales y han aprendido a usarlas para entrar en contacto con otras dimensiones y con energías elevadas que le permiten vislumbrar el pasado y el futuro. Veamos algunas de esas claves:ç

Ostentación exagerada de sus poderes

El refrán “dime de lo que presumes y te diré de qué careces” parece cumplirse a la perfección en este caso. La mayoría de las personas que tienen la capacidad de entrar en contacto con otras dimensiones son discretas. Suelen mantener sus habilidades en reserva.
Cuando una persona decide dedicarse a revelar el futuro, lo hace, por norma general, como parte de una misión que le es encomendada y prefiere más la calidad de los clientes que la cantidad. Es más, muchos de ellos ni siquiera trabajan con sus poderes sino que pasan inadvertidos.

El rasgo más importante es un trato de respeto y cortesía, buscando identificarse con los problemas de quienes acuden en busca de consejos.

Falta de humildad en el trato y ambigüedad en sus predicciones

Los verdaderos videntes son humildes y nunca jactanciosos. Reciben al cliente en paz, con actitud positiva y sin hacer aspavientos. Saben que no son ellos la fuente de la sabiduría y que su trabajo es ser el conducto a través del cual llega el conocimiento.

Este es un punto clave: la grandilocuencia y la ostentación de los poderes suelen servir para justificar precios absurdamente altos por una consulta. En estos casos hay que sospechar. Quien se conecta con el conocimiento sabe que el dinero sólo es una forma de relacionarse y que no otorga poderes en el plano espiritual.

El lenguaje del farsante

Un verdadero vidente se expresa con claridad, sin enigmas ni parábolas que puedan interpretarse de múltiples formas. Debe contestar con precisión a lo que se le pregunta y no divagar sin dar respuestas concretas.

Es importante que su lenguaje sea directo. Los impostores esperan a que la persona hable para obtener datos, como un buen detective, y estos datos le permiten elaborar conclusiones y lanzar “adivinaciones” que en realidad son generalizaciones, cosas que corresponden con el tipo de persona que lo visita.

A veces el impostor tiene incluso el descaro de no plantear cosas sino preguntarlas, y pueden ser de lo más genéricas: “¿tiene usted un tío de cabello canoso?” Resulta que casi todas las personas tienen uno. Una buena norma es hablar poco, mantener una expresión neutra y dejar que el vidente desarrolle lo que percibe, no guiarlo.

En el caso de los tarotistas, es más sencillo: en el tarot se ve primero el pasado, así que si hace una lectura acertada en este sentido, es muy probable que la del futuro también lo sea. El grado de intimidad de la revelación suele ser buen indicador de que se dice la verdad.

Contacto físico: apenas el indispensable

Algunas personas que se hacen pasar por videntes acuden al contacto físico para obtener sus “visiones”. Si bien es cierto que existen técnicas como la imposición de manos, también es cierto que ningún vidente honesto pedirá tocar ninguna parte íntima o delicada de su cuerpo.

Sostener las manos o tocar la cabeza del otro son conductas aceptables, pero manosear al cliente o pedirle que se descubra partes del cuerpo constituyen un aprovechamiento perverso de la necesidad de conocimiento con la que llega la gente a su consulta.

Por supuesto, todos tenemos naturalmente un sexto sentido y la intuición es importante en estos casos. Si un vidente o adivinador nos perturba, si sentimos “malas vibraciones”, es preferible dejarlo. El sistema que nos alerta del peligro es mucho más eficiente que la consciencia, por eso sobrevivimos.

Una guía de primera mano para detectar el fraude

Hay tips que podemos seguir para tener una primera lectura de la autenticidad de un vidente:

Contacto visual: mírelo serenamente a los ojos y, si el vidente es auténtico, no rehuirá a ese contacto ni se perturbará.

Dinero: un buen vidente no habla de dinero al comenzar la consulta a menos de que se le pregunte expresamente por ello. Suelen tener una tarifa fija para todos los clientes.

Preguntas: un vidente verdadero no requiere preguntar demasiadas cosas. ¡Es vidente! Si tiene que preguntar constantemente significa que no percibe nada.

Generalizaciones: un vidente auténtico no dirá cosas como “un hombre te mirará en el mercado”. Es sabido que en cualquier mercado abundan hombres y que más de uno podría cruzarse en el camino y mirar. Ese vidente es falso y sólo juega al cálculo de probabilidades.

Presencias espirituales: si en una sesión con un vidente auténtico se presenta el espíritu de alguien que desea comunicarse, lo más probable es que no revele esa presencia. No usará ese argumento para impresionar al cliente porque sabe que puede asustarlo. En cambio, manejará información muy precisa acerca del cliente.

Respeto: el adivinador auténtico es una persona que respeta la vida, la dignidad y el futuro. Jamás utilizará su conocimiento para aprovecharse, más allá de los justos beneficios que obtiene por su trabajo.

La recomendación de amigos en el tarot es importante

Una de las credenciales más poderosas que puede obtenerse es la recomendación personal. Un buen vidente o tarotista lo sabe y por eso cuida esmeradamente a su clientela, la protege. Si usted puede asistir a un vidente que le ha recomendado un buen amigo, hágalo.

Si, en cambio, no puede visitar a quien le han recomendado, sea usted el portador de las noticias tras su consulta con un nuevo vidente. El prestigio es un valor muy importante en el mundo actual.

Videncia sin necesidad de tarot, videntes y tarotistas sin cartas

28/11/2017 Tarot

0 Comentarios

Videncia sin cartas

Si alguna vez has pensado en conocer tu futuro seguramente te habrás interesado por los temas de videncia y tarot. Pero quizás no sepas realmente en que consiste.

La videncia llega a las personas de diferentes maneras, hay quienes tienen el don de nacimiento mientras que otras lo desarrollan en algún momento de su vida. Es algo que se puede aprender desarrollando ciertas capacidades. Depende de la persona tardará más tiempo o menos en realizarlo, y algunas vendrán con ello desde su nacimiento, por lo que podrá desarrollar esos dones con mayor facilidad.

En cambio los que obtienen dones en una edad avanzada es probable que necesiten de ciertas herramientas para ayudarse a desarrollarlos. Normalmente el instrumento más conocido y usado son las cartas del tarot, aunque existen muchísimos más como el péndulo, las velas y las runas.

Estos instrumentos son usados tanto por gente que tiene el don natural como los que lo han desarrollado en algún momento. El hecho de usarlas principalmente es que la persona que consulta tiene un soporte físico donde ver lo que le está diciendo el vidente o tarotista. Es una manera más sencilla que nuestro cerebro lo acepte al verlo de una manera visual.

¿En qué consiste la videncia sin cartas?

Al igual que con las cartas, el vidente interpreta. Mientras que con ellas hay un soporte visual, basado en arquetipos y simbología. Sin ellas, el vidente interpreta sensaciones que experimenta en sí mismo.

A través de sus propias sensaciones, y con ayuda de su Don, logra visualizar distintos planos en la vida de una persona. Consigue ver elementos, situaciones y conexiones que no están a la vista de otros. Gracias a su intuición se convierte en un conductor de señales y mensajes que transmite al consultante sin necesidad de ninguna herramienta excepto su habilidad e intuición proporcionada por su Don.

 

Dicho esto, un vidente real es aquel que no tiene la necesidad de ningún tipo de herramienta física, como podría ser el tarot. Sino que su Don le proporciona sus propia herramientas naturales tales como la percepción, la intuición, la sensación y la interpretación. Obtienen así acceso a los eventos de la vida del consultante ocurridos interna y externamente.

¿Qué obtenemos?

La videncia nos da la oportunidad de reconectarnos con eventos del pasado que interactúan en nuestra realidad presente. Conocer los sucesos que acontecen en el momento actual de la consulta y predecir como acontecerá el futuro.

Hay que tener en cuenta una diferencia crucial entre adivinar y predecir. Mientras que adivinar supuestamente te ofrece un futuro determinado si opción a cambio. Predecir consiste en describir el futuro al que nos dirigimos desde nuestro estado actual y tal como lo estamos proyectando. Por lo que si tomas consciencia de lo que ha ocurrido para llegar a ese estado y conscientemente decides cambiarlo, el futuro que se proyecta también cambia.

El vidente nos acompaña y guía entre los eventos ocurridos y por acontecer, dándonos una visión amplia de nuestra situación. De esta manera nos logra ayudar a hacer que nuestra vida torne hacia un futuro más positivo.

Los videntes sin cartas

 

Los videntes sin cartas son los más reconocidos por el hecho de que para ellos el Don es natural y han tenido tiempo a lo largo de su vida de desarrollarlo, se consideran los más honestos y menos farsantes.

 

Cuando un consultante llega ante un vidente sin cartas no se imagina lo que puede encontrar. Una sesión a la que llegas con una pregunta sencilla puede llegar a convertirse en algo enorme. Un vidente, logra ver y conectar todas las situaciones internas y externas de tu vida, y un hecho que para ti pareciera insignificante, en su momento actuó intensamente.

 

Alguien con esta habilidad y con la intención de ayudar para que la vida de su consultante se encauce hacia su gran objetivo, tiene gran capacidad para lograrlo. Estas personas, su don y su vocación nos conectan con nuestra esencia y nos acompañan para que el cambio se haga presente en nuestras vida.

 

Por lo general esta clase de videntes se rigen por las leyes universales, el karma y el bien mayor, teniendo así en la Tierra una gran misión, la de reconectarnos con nuestra esencia y con la del universo.

 

Por todo ello se consideran los más adecuados para ayudar a la persona en la transformación de su vida. Teniendo en cuenta que depende de la situación y la persona cada transformación requiere de un tiempo y un proceso de comprensión de la situación para que los cambios se materialicen.

 

Un buen vidente emplea su don para ayudar a la gente, a través de hablar con ellos, proporcionándole una información limpia y de confianza. Es más sencillo cuando la comunicación entre ambos es clara y honesta, abriéndose totalmente. Así podrá ayudarte en cualquier tema que necesites, cuanto más información mejor.

 

Un vidente no trata de agradar a su consultante diciéndole lo que desea escuchar, sino que será sincero y honesto diciendo la verdad aunque no lo desees. El vidente te mostrará los hechos y acontecimientos que te han llevado hasta esa situación, para que logres conscientemente comprenderlos y así aplicar el cambio que te llevará a la conexión con tu ser y a la transformación de tu futuro.

La cooperación es importante, ya que habrá temas que no entiendas y no le des importancia, pero el vidente cuenta con un gran conocimiento, el cual te permitirá abrir tu mirada y tu ser a una perspectiva más clara. Hay temas que serán necesarios atender para encontrar una mayor comprensión de lo que esta ocurriendo. Ten en cuenta que el vidente no se dejará engañar, su Don y visión le da una perspectiva clara de los hechos.

Si comprendes la capacidad del vidente, comprenderás que los temas a tratar abrirán cosas interesantes, imprescindibles y los cuales te guiaran en el proceso para que entiendas el como los temas se convierten en una cadena de conexión entre el consultante y la fuente universal.

¿Debo fiarme del tarot, me puedo fiar o esta lleno de impostores?

27/11/2017 Tarot

0 Comentarios

fiarme del tarot

Así que si puedes fiarte del tarot, solo tienes que tener cuidado con la persona que realiza la tirada, por lo demás no existe mas mentira ni mas verdad que la de que los videntes son reales y viven entre nosotros. Observa y conoce antes de acudir a uno de ellos y siempre pide referencias si es necesario para ir con seguridad a tu consulta.

Pensar que la clarividencia es mentira, que el tarot es una falsa, que el mundo de la parasicología esta cargado de estafadores es generalizar sin pararse a pensar en lo que esto encierra de verdad, es cierto que hay estafadores, timadores, personas que juegan con las ilusiones y sueños del que va  a consultar, pero al igual que en muchas otras profesiones no podemos generalizar a todos por igual, ni pensar que no podemos fiarnos de ninguno ya que son todos unos impostores, al decir esta ultima palabra estamos negando que exista la videncia que haya personas con unas cualidades mas elevadas a nivel psicológico que el resto de los mortales, pero no es justo pensar que todos los videntes son unos estafadores y unos impostores.

Alertas para no cometer un error si queremos un tarot estas son nuestras recomendaciones

Podemos estar de acuerdo en que hay mucho loco, egocentrista, locos tarotistas, que se lanzan al mundo de la videncia sin los conocimientos necesarios y solo con el deseo materialista y el afán de ser el mejor en el engaño, pero como digo no se puede decir que todos sean del mismo modo.

Hay personas serias, coherentes y con una clarividencia y un don innato, que han nacido con el y lo han  desarrollado y aunque a nivel científico todavía falta mucho camino para recorrer y demostrar lo demostrable, la videncia es real, sincera y a ayudado a muchos seres humanos en el transitar de esta vida.

De hecho el tarot puede ser una buena terapia en muchos casos donde la persona esta sumida en la oscuridad y la indecisión, y con su simbolismo puede encontrar esa puerta para abrir y ver mas allá del horizonte que hasta ahora se le presentaba a su vista. Esta demostrado que la persona que acude a una consulta esta necesitada de ser escuchada, de desahogarse, de quitarse las cargas que lleva a cuestas y buscar una solución.

El problema esta en la persona a la que recurrimos para esta experiencia y que esperamos de ella, estamos de acuerdo en que este mundo esta plagado de farsantes, sin conocimientos ni cultura suficiente para dedicarse al mundo de la adivinación o la interpretación, pero decir que no existe y que todos son iguales, es cerrar nuestra mente al retroceso y a la oscuridad.

Cualquier persona puede aprender si quiere a leer las cartas y aprender su significado, es cuestión de constancia y tiempo, de saber el simbolismo de cada carta y la posición de estas, es algo sencillo, solo requiere estudio y constancia, pero no por el conocimiento adquirido, es una vidente, este es un don con el que se nace y además de conocer el significado y la interpretación de las cartas , existe esa intuición, esa sabiduría que da el saber y eso solamente lo tienen algunos privilegiados y esos son los que han nacido con el don de la videncia, lo otro  solo es cuestión de estudio y como digo hay muchos estafadores que adquieren estos conocimientos solo con el fin de especular y sacar una tajada del dolor ajeno.

No pasa nada por echarse las cartas, estas no suponen ningún conjuro, ni ningún trabajo con las energías negativas o llamadas “magia negra”, las cartas son una autoayuda y una forma de ayudar a otros a tomar las decisiones que son incapaces de tomar en su vida, ya que el ser humano no esta educado ni preparado para tomar decisiones por si mismo, siempre duda y se paraliza ante el miedo al fracaso, a la equivocación. Sin ver que ese fracaso y esa equivocación en muchas ocasiones es la que nos hace mas fuertes y nos permite caminar por este mundo mas libres y ligeros de equipaje.

El tarot no es maligno, no hace daño al consultante, solo puede hacer daño el impacto de la noticia que nos transmita, o alegría dependiendo de cada caso, hacerse una tirada de tarot no nos acarrea mala suerte, y podemos echárnosla tantas veces como queramos, no tenemos que esperar que se cumpla lo pronosticado para volvérnoslas a echar, en ocasiones repetir la tirada en breve tiempo, puede aportar nuevas pistas o revelar algún acontecimiento que la vez anterior paso desapercibido para el vidente o para el consultante, o puede haber alguna variación por nuestras actuaciones en ese tiempo, provocando un causa-efecto, sin que esto varié demasiado del argumento inicial de la primera vez.

Hay personas que tras una tirada del tarot, verán como se cumplen los pronósticos en corto plazo de tiempo, mientras que otros tendrán que ver pasar los años para sentir que se ha cumplido lo que le pronosticaron, todo depende de nuestra actuación y de esa causa-efecto, por que en el fondo de todo, nosotros somos los únicos dueños de nuestra vida y nuestro destino, lo único que podemos hacer es retrasarlo, adelantarlo, todo dependiendo del momento de sentimientos  y emociones en el que nos encontremos sumergidos.

En muchas ocasiones lo que la persona necesita es mas a un psicólogo que a un vidente, y debe saber reconocerlo y acudir al profesional indicado, sin que esto sea el lema de decir o pensar que el tarot es falso, que no podemos fiarnos de el, o que este lleno de estafadores, porque como he dicho anteriormente, en esta como en otras muchas profesiones, hay de todo y para todos y esto es algo que nada ni nadie puede eliminar, porque mientras que exista la parte económica, la material que es la que mueve gran parte del mundo, existirán estafadores y mentirosos, sin quitar que también existen videntes y personas de una gran calidad humana y con un don superior al de la mayoría de los mortales.

 

  • En qué consiste el Tarot Gitano

    por en 12/04/2014 - 2 Comentarios

    Los gitanos son un pueblo que siempre ha estado a la vanguardia de la adivinación y es por ello que muchos de los tarotistas más famosos del mundo provienen de este pueblo. Una de las mejores herramientas con las que trabajan este tipo de tarotistas son las conocidas como cartas del tarot gitano, las cuales […]

  • Los famosos también consultan el tarot

    por en 07/04/2014 - 2 Comentarios

    Seguro que conoces a un montón de gente que ha utilizado el tarot para ayudar a mejorar su vida cotidiana, pero nunca hubieras pensado que incluso las personas más famosas utilizar la interpretación de las cartas del tarot para resolver aquellas dudas o problemas que les puedan aparecer en su día a día. El tarot […]

  • Recupera a tu pareja con la ayuda del Tarot del Amor

    por en 12/04/2014 - 1 Comentarios

    Aunque el tarot es utilizado para una gran variedad de cosas distintas, lo que más intentan conocer las personas es todo aquello relativo a las relaciones amorosas, ya que estas son una parte fundamental de la vida de cualquier persona. Cientos de miles de personas preguntan acerca de su situación amorosa a los tarotistas cada […]

  • ¿Qué preguntas debo hacerle a mi tarotista?

    por en 23/04/2014 - 0 Comentarios

    En este artículo hablaremos acerca del tipo de preguntas que le puedes hacer a tu tarotista durante una lectura de las cartas del tarot. También prestaremos un poco de atención al momento en el cual es mejor hacer una de estas lecturas. Tipos de preguntas durante una lectura con tu tarotista En principio, puedes preguntar […]

  • amarres de amor pagando consulta

    Amarres de amor sin pagar los materiales solo pagando la consulta

    por en 24/11/2017 - 1 Comentarios

    ¿Sientes que estas perdiendo a tu pareja? ¿No logras hacer que llegue el amor de tu vida? ¿Ese hombre al que tanto amas no te hace caso? ¿Deseas alcanzar a el amor verdadero y único que te complemente? No te preocupes por ello. En esta vida nada es imposible. Solo hay que saber la manera […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR